LA RELAJACIÓN INDUCIDA Y EL APRENDIZAJE DE AUTOCONTROL DE LA ANSIEDAD
(Una alternativa frente al uso excesivo o inadecuado de medicamentos tranquilizantes
)


La Asociación Nacional de Estudios Psicológicos y Sociales ha puesto en marcha un proyecto con el objeto de ofrecer procedimientos no farmacológico, como tratamiento alternativo o complementario ante problemas de ansiedad y de estrés. Este proyecto se ha fundamentado en tres constataciones previas:

  1. Tanto debido a sus manifestaciones psicológicos directas, como por las manifestaciones fisiológicas relacionadas (enfermedades cardiovasculares, trastornos digestivos, insomnio, etc. ) el estrés y la ansiedad se han convertido en uno de los principales problema de salud en nuestra sociedad.
  2. El incesante aumento del consumo de medicamentos tranquilizantes en muchas ocasiones al margen de las recomendaciones o del control médico o en casos en que su adecuación pudiera ser discutible.
  3. Las dificultades prácticas que suelen encontrar, tanto el personal sanitario como las propias personas que padecer estos problemas, para utilizar alternativas no farmacológicas ante los distintos problemas de ansiedad.

 

I.- EL USO EXCESIVO O INCONTROLADO DE LOS MEDICAMENTOS ANSIOLÍTICOS O TRANQUILIZANTES

Desde hace tiempo diversos investigadores vienen advirtiendo ante los peligros del consumo abusivo o irracional de los medicamentos tranquilizantes, sobre todo cuando se realiza sin el adecuado control médico. A pesar de ello, este consumo continúa en aumento, como queda reflejado en los datos que ofrecemos y que han sido facilitados por la Dirección General de Farmacia del Ministerio de Sanidad y Consumo. Estos datos se refieren al uso de medicamentos tranquilizantes en España en los últimos cinco años. Si nos fijamos en el consumo de envases podemos ver que se ha pasado de 23 millones de envases en el año 1995 (una cantidad ya de por sí elevada en términos absolutos) a 33 millones en el año 2000. Es decir, en solo cinco años el consumo de estos medicamentos ha aumentado casi el 40%.

Consumo de tranquilizantes entre los años 1995 hasta el 2000 en el ámbito extrahospitalario del Sistema Nacional de Salud
Fuente: Subdirección General de Asistencia y Prestación Farmacéutica. Mº Sanidad y Consumo

El consumo excesivo de ansiolíticos es, a nuestro entender, un motivo de seria preocupación, sobre todo teniendo en cuenta las posibilidades de adicción y otros efectos indeseables que pueden generarse como consecuencia de su uso prologado o inadecuado. Este riesgo de adicción se produce especialmente cuando se utilizan estos medicamentos al margen de la prescripción o control médico.

En las sociedades occidentales se está produciendo, una preocupante evolución por la que los ciudadanos van perdiendo la prudencia exigible respecto al abuso de los psicofármacos. En la práctica clínica se observa que, cada vez es mayor el número de personas que empiezan a tomar ansiolíticos por recomendación de amigos o conocidos que los han facilitado directamente. Es también cada vez más frecuente que algúnas personas comiencen a tomar tranquilizantes por indicación médica, pero que posteriormente, continúan automedicándose (a veces durante años) al margen del adecuado seguimiento facultativo.

Por ello creemos que deben tenerse en cuenta tres criterios básicos en el uso de ansiolíticos:

  1. No debe considerarse a estos medicamentos como sustancias curativas ni como el único tratamiento de la ansiedad.
  2. Tampoco debería iniciarse un tratamiento con medicamentos tranquilizantes sin haber descartado que la ansiedad sea debida a algún tipo de problema psicológico o enfermedad mental que tenga su propio tratamiento.
  3. Por último, el médico debe controlar el tratamiento, de forma que evite los riesgos de adicción que se pueden derivar del uso excesivo o inapropiado de estos medicamentos. Es decir debe vigilar que este tratamiento no se prolongue más allá de lo que sea conveniente en cada caso.

De acuerdo con Marvin E.Lickey y Barbara Gordon: Drugs for Mental Illnes. Medicamentos para la Enfermedades Mentales Editado en España por E.Labor 1990.

 

II.- UTILIDAD DE LOS PROCEDIMIENTOS DE RELAJACION ANTE LOS PROBLEMAS DE ANSIEDAD Y ESTRÉS.

Las técnicas de relajación se plantean como instrumentos adecuados para el tratamiento de la ansiedad, especialmente en tres casos:

  1. Cuando nos enfrentamos con problemas de ansiedad relativamente leves, en los que los posibles inconvenientes del tratamiento con ansiolíticos, (especialmente el riesgo de adicción), puede superar a los beneficios que se esperan obtener.
  2. Cuando los problemas de ansiedad están relacionados con estructuras permanentes de personalidad (p.e. ansiedad elevada como rasgo de personalidad). En estos casos el tratamiento de los problemas no puede limitarse a las manifestaciones concretas de ansiedad que se presenta en un momento dado.
  3. Cuando las manifestaciones de ansiedad tienen su causa en situaciones prolongadas de la vida de las personas (enfermedades de largo desarrollo, problemas de estrés laboral etc.).

La práctica viene demostrando que, en estos dos últimos casos, es más habitual que se produzcan fenómenos de dependencia o adicción hacia los medicamentos, cuando estos son la única alternativa que se ofrece a las personas que padecen estos problemas.

En efecto, los fármacos pueden resultar adecuados, como único tratamiento, para tratar situaciones de ansiedad que se presentan en momentos puntuales o ante acontecimientos o retos excepcionales en la vida de las personas. No lo serán, cuando la ansiedad es una respuesta a situaciones que, por su propia naturaleza, van a ser muy prolongadas, o se relacionan con hábitos personales de afrontamiento de las situaciones. En estos casos, en que el peligro de adicción a las sustancias es mas elevado, una alternativa apropiada, previa la valoración médica de cada caso, podría ser iniciar un tratamiento farmacológico a corto plazo, simultáneamente con el aprendizaje de técnicas de relajación y autocontrol de la ansiedad. Además los tranquilizantes pueden facilitar, en estos casos, la iniciación del aprendizaje de los procedimientos de relajación

Resulta evidente que las técnicas psicológicas de relajación, cuando se utilizan adecuadamente, son instrumentos muy efectivos para dotar al paciente de habilidades personales con las que afrontar los estados de ansiedad. Se han desarrollado diversos métodos de relajación, pero los más efectivos comparten unos principios comunes, tales como combinar la relajación física con la mental, o utilizar las posibilidades de controlar la actividad mental para dirigirla hacia vivencias agradables y sentimientos positivos. Es cierto que algunos de los procedimientos utilizados son cuestionables desde el punto de vista científico, y que se producen grandes diferencias interindividuales respecto a su efectividad. Pero existen un gran número de trabajos de experimentación, desarrollados con todo tipo de garantías, que avalan las inmensas posibilidades que tienen las personas de aprender a controlar las respuestas fisiológicas (no solo las motoras, también las viscerales) que se relacionan con la ansiedad. El desarrollo de esta línea de trabajo va a permitir ofrecer un fuerte apoyo para afrontar lo que, sin duda, es un reto importante en la salud colectiva en los próximos años: el uso racional de los psicofármacos.

 

III.- DIFICULTADES QUE PRESENTA EN LA PRÁCTICA CLINICA EL EMPLEO DE LAS TECNICAS DE RELAJACION Y AUTOCONTROL DE LA ANSIEDAD.

Teniendo en cuenta las consideraciones que hemos expuesto, que comparten muchos profesionales sanitarios, puede resultar sorprendente que el empleo de estas técnicas no sea más habitual en la atención primaria y especializada. Hemos tratado de analizar cuales pudieran ser las dificultades practicas que se presentan, para ofrecer procedimientos que puedan ayudar a superarlas. Concluimos que los cuatro principales problemas que surgen en la práctica son las siguientes:

  1. La principal dificultad es, sin duda que las circunstancias en las que se presta la atención sanitaria (sobre todo la limitación del tiempo de atención a cada paciente) hace difícil, sino imposible, que pueda dedicarse a cada caso el tiempo necesario para llevar a cabo el proceso de motivación, apoyo y aprendizaje que las técnicas de relajación requieren. Al margen de que el tratamiento farmacológico resulte o no adecuado ante la situación concreta de cada persona, resulta claro que se ajusta a las expectativas del paciente y a las posibilidades de atención que el profesional puede brindar en los pocos minutos de los que se suele disponer en las consultas médicas.
  2. Sucede a veces que las personas desconocen o son escépticas respecto a sus propias capacidades, ("yo no soy capaz de relajarme") o creen que son precisos complejos y prolongados aprendizajes, que se contraponen al deseo inmediato de una solución rápida "aquí y ahora" que se agrava por la propia situación de ansiedad del paciente.
  3. Otro problema importante es que justamente aquellas personas que más necesitan relajarse son las que menos lo logran, debido a que la propia situación mental y física de estrés dificulta - hasta que se adquiere la experiencia adecuada - el aprendizaje de la relajación y la actitud adecuada para llevarla a cabo. Muchos de los procedimientos de relajación empleados son rechazados por los pacientes porque su contenido, el proceso de aprendizaje o la necesidad de entrenamiento previo que requieren, son tan tediosos y poco atractivos que resultan difíciles de aceptar por una persona en estado de ansiedad.
  4. Un último e importante problema es que, muchas veces, las técnicas de relajación y autocontrol mental se han presentado relacionadas con determinadas creencias o rodeadas de envoltorios extraños que retraen a muchas personas y les impiden conocer los planteamientos más serios y científicos que se relacionan con las mismas. Esto ha provocado también en muchos profesionales sanitarios y en los propios pacientes reticencias o prevenciones, muchas veces justificadas por experiencias inadecuadas.

 

IV. – CARACTERISTICAS Y UTILIDAD DE LA EDICION "RELAJACION FISICA Y MENTAL" EN CINTA DE AUDIO, REALIZADA POR LA ASOCIACION NACIONAL DE ESTUDIOS PSICOLOGICOS Y SOCIALES:

A partir de todas estas consideraciones, y después de una larga etapa de experimentación y perfeccionamiento de su contenido, la Asociación de Estudios Psicológicos y Sociales, ha editado una cinta de audio que, partiendo del análisis y aprovechamiento de otras experiencias anteriores, resulta totalmente novedosa en su contenido, que ha sido cuidado en cada detalle para tratar de superar los inconvenientes que hemos señalado. Esta es la edición de "RELAJACION FISICA Y MENTAL", en la que ofrecemos una manera sencilla y atractiva de obtener los beneficios de la relajación y el autocontrol mental.

Una de las motivaciones de esta edición es facilitar un instrumento que pueda ser adecuado para su empleo en el tratamiento de la ansiedad en el entorno clínico o fuera de él. Combinando la voz con la música se presentan unos ejercicios, en los que se desarrollan diversas vivencias positivas de relajación y autocontrol mental, y que no requieren conocimientos o habilidades previas.. En la cinta de audio se presentan un conjunto de técnicas de relajación inducida que van conduciendo, paso a paso por las distintas vivencias.

No obstante es muy importante una actitud positiva y abierta y una predisposición favorable y abierta. Se requiere una actitud abierta: los resultados serán tanto mejores cuanto mayor sea la predisposición positiva y favorable del sujeto. No se trata de una escucha pasiva, sino de una participación activa para realizar y vivir los distintos ejercicios.

En la primera parte, cara A de la cinta, sobre "Relajación básica" se recogen procedimientos básicos de relajación y descanso mental. En el segundo ejercicio, cara B de la cinta, ("Tu isla interior") se da un paso más allá y se incluyen experiencias de visualizaciones y pensamientos positivos con el objeto de que se incorporen a la vida cotidiana. La "isla interior" es una sugerencia para construir nuestro propio lugar mental, donde se hagan más intensas las vivencias de relajación y donde nuestra mente pueda llenarse de energía e ideas positivas. Sería conveniente realizar durante algún tiempo los ejercicios de "relajación básica", y posteriormente la experiencia de "la isla interior". Llevar a cabo ejercicios de relajación una vez al día puede ser muy conveniente, pero en cada caso debe adaptarse la frecuencia de la relajación y la forma en la que se realiza, a la propia personalidad y circunstancias del paciente.

Son ejercicios sencillos, pensados para cualquier persona. Sabemos que esta sencillez, que puede ser su mayor atractivo, puede ser también su mayor limitación. La relajación puede empezar con estos ejercicios, pero es mucho más: es una habilidad que se va perfeccionando día a día, una sabiduría que vamos incorporando cada vez más a nuestra vida cotidiana.

Para las personas que necesiten superar una situación de estrés, estos ejercicios pueden ser una ayuda inmediata. Pero también esperamos que sean para todos, una toma de contacto con estas experiencias que les estimulen a continuar aprendiendo y perfeccionado cada día las técnicas para conseguir una mayor relajación y control mental.

Para facilitar que cualquier persona interesada pueda acceder a la misma, esta edición, está actualmente disponible, en cinta de cassette en librerías y otros establecimientos (Distribuidora Logi - Organización Editorial 976-592116. E-Mail: logi@blatta.com

Pulsando en la carátula se ofrece también información sobre la cinta y la posibilidad de descargar un archivo de audio con una pequeña muestra de su contenido.

Pulse aquí para obtener más información

Como todas las actividades de la Asociación, la edición de esta cinta no tiene ánimo de lucro, de forma que los beneficios de la edición, se utilizaran en próximos proyectos.